Mesa redonda – El renacimiento de la economía mundial para el desarrollo sostenible

La iniciativa del Secretario General de las Naciones Unidas, Antonio Guterres, reunió a 10 jóvenes economistas de todo el mundo en torno a una mesa virtual para debatir dos cuestiones clave para la recuperación tras la pandemia: la acción climática y el empleo. La reunión, presidida por la Vicesecretaria General de la ONU, Amina Mohamed, dio voz a las interesantes y diversas perspectivas de estos investigadores y a sus innovadoras contribuciones a dos cuestiones apremiantes e interconectadas, el cambio climático y el desempleo.

Julie Rozenberg, economista del Grupo de Desarrollo Sostenible del Banco Mundial, habló de la necesidad de activar y acelerar la transición a las energías renovables, cuyo potencial de creación de nuevos empleos no deja de aumentar. Sobre este mismo punto, Nadia Ouedraogo, investigadora de la Universidad de las Naciones Unidas, habló de los beneficios en términos de inversiones que la transición energética puede aportar al continente africano, gracias a su riqueza en fuentes renovables.

Unos de los puntos claves elegidos fue la sostenibilidad de los prestamos y las maneras de elegir un buen préstamo.

Durante el panel, se planteó la cuestión de las consecuencias de la pandemia en los ya frágiles sistemas económicos de los países en desarrollo. Laura Carvalho, profesora de Economía de la Universidad de São Paulo (Brasil), se mostró preocupada por el aumento exponencial de la deuda pública contraída por los Estados para financiar las medidas de emergencia, lo que podría conducir a una espiral de medidas de austeridad fiscal y políticas restrictivas que no harían sino agravar las desigualdades existentes.

El brillante discurso de la economista británica Kate Raworth hizo hincapié en la necesidad de revisar por completo los modelos económicos que sirven de columna vertebral a las decisiones políticas. “Hay que cuestionar el supuesto básico del crecimiento económico sin fin, no hay nada en la naturaleza que crezca indefinidamente sin destruirse a sí mismo y al ecosistema en el que vive”, dijo el profesor de Oxford.

Las distintas voces coincidieron en que la transición hacia una economía más sostenible es inaplazable, pero este cambio debe aprovecharse para crear nuevos empleos para los jóvenes. Además, los trabajadores que sufrirán la pérdida de los empleos tradicionales asociados a la economía del carbono necesitarán ser acompañados durante la transición y podrán aprender nuevas habilidades para adaptarse a los nuevos empleos. El Estado tiene un papel clave en estos cambios, como señaló el economista sudafricano Busi Sibeko.

En conclusión, es necesario superar la aparente contradicción entre la protección del medio ambiente y el crecimiento económico para reconstruir una economía más consciente, equitativa y sostenible dirigida por gobiernos eficientes que respeten el pacto social con sus ciudadanos y garanticen el bienestar de las personas y del planeta.

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out /  Change )

Google photo

You are commenting using your Google account. Log Out /  Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out /  Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out /  Change )

Connecting to %s

Create your website with WordPress.com
Get started
%d bloggers like this: